Wednesday, January 01, 2014

2014: Prosperidad ambiental // Environmental prosperity

[English below] Se acabó el 2013 en Japón. De nuevo ha sido un año nefasto para la vida en la Tierra, el único planeta del que la ciencia tiene conocimiento en el que existe vida en todo el universo. De nuevo este año se perdieron 52.000 Km2 de bosques, 70.000 Km2 de tierra fértil por erosión y otros 120.000 Km2 por desertificación. Lo peor de la crisis ambiental que vivimos es que esa pérdida de biocapacidad reduce sensiblemente la habilidad de los ecosistemas de regenerarse y absorber las emisiones de dióxido de carbono, que este año aumentaron en mil millones de toneladas métricas con respecto al año anterior. O sea, que a pesar de todo lo que sabemos, de todo lo que ya se está haciendo para transformar la situación, y de toda la conciencia que se ha venido creando, el problema, lejos de detenerse y revertirse, aún continúa agravándose. Dice el gran maestro de la eficacia, Stephen Covey, que “saber y no hacer es como no saber.” ¿Nos damos cuenta de que este problema no es sólo de quienes están dando la vida por resolverlo, sino que ya nos afecta a todos por igual, incluso a las generaciones que aún no han nacido? Este año que comienza, lo único que deseo es menos emisiones de CO2 que el año anterior, mayor cobertura boscosa y menor deforestación, pero ante todo, mayor coherencia en la especie humana entre la inteligencia que tenemos y nuestro comportamiento. La prosperidad es fundamentalmente un asunto de actitud. ¡Que así sea el 2014 para todos!


2013 is gone in Japan. It has been another devastating year for life on Earth, the only planet in the universe about which science has knowledge of the existence of life. Again this year 52,000 Km2 of forests were lost to deforestation, 70,000 Km2 of fertile soil has been lost to erosion, and an additional 120,000 Km2 were lost to desertification. The worst thing about the environmental crisis we live in is that this biocapacity loss significantly reduces the ecosystem’s ability to regenerate and absorb carbon emissions, which this year increased by one billion metric tons with respect to the previous year. In other words, despite everything we know, everything that has been done already to transform the situation, and all the awareness that has been created, the problem, far from stopping and reverting, is aggravating further. The great master of effectiveness, Stephen Covey, said “to know and not do is not to know”. Do we realize that this problem belongs not only to the people giving their lives to solve it, but that it affects each and every one of us, even our unborn generations? This year that starts my only wish is less carbon emissions than last year, greater forest coverage and less deforestation, but above all, greater coherence between humanity’s intelligence and our behavior. Prosperity is fundamentally a matter of attitude. May 2014 be so for all of us!





1 comment:

Ariadna Coto said...

Excelente entrada, desde 1980 somos concientes del calentamiento global y creo firmemente que es nuestra responsabilidad prevenir la contaminación. Es deber de cada uno rechazar, reutilizar y reciclar polímeros. Nuestra generación está encargada de revertir las emanaciones de dióxido de carbono. Muchas gracias por la convicción y espero que este año 2014 traiga un cambio significativo para Costa Rica.